lunes, 30 de julio de 2012

Mejor por las buenas

Las personas necesitamos aprender, todo el tiempo. Lo que no aprendemos por las buenas, lo aprendemos por las malas; cuando ocurre lo segundo es porque "nos ponemos duros" y no aprovechamos los mensajes que de buen modo, nos advertían o mostraban lo que había que aprender.

Pasa en toda clase de cosas. Ahora escribo en una máquina ajena porque falleció el teclado de mi laptop. Había tirado una botella de agua sobre el escritorio, con la suerte de no mojar nada, y al día siguiente, tiré una botella de té helado sobre mi maquinita. 

Pasa también con las cosas verdaderamente importantes, con los afectos, con las relaciones, con el trato que nos damos a nosotros mismos. Eso que reiteradamente causa problema, que reiteradamente sale mal, es un mensaje que nos resistimos a escuchar; la vida puede empezar indicando con sutileza, pero si no aprendemos, subirá el tono hasta que consiga impactarnos de tal modo, que aprendamos.

Silvia Parque

Cada cual en su nivel de evolución

Un día, alguien me compartió que según su mamá: "no hay que comer hasta que te llenes, sino hasta que estés satisfecha". Dejar un poquito en el plato, cuando ya el cuerpo no quiere ese poquito, es una especie de pequeño triunfo sobre una misma, con beneficios inmediatos.

Pero con el chocolate es otra historia. No darle una mordida a un chocolate, porque se está satisfecha, es para seres superiores.

Silvia Parque

domingo, 29 de julio de 2012

Mejor saber lo que es

No es bueno usar de ruido de fondo una película que quieres ver; no, si pretendes trabajar realmente en la tesis -o en cualquier cosa que requiera concentración-. Seguramente, ya lo sabes. Si ya lo sabes, y lo haces, tienes problemas para aceptar lo que quieres. Si quieres ver esa película, disfrútala. Si ves muchas películas, no acabarás la tesis. Así es. 

 Silvia Parque

"Pero ¿tú qué dices?"

Uno de los comentarios a temer en la revisión de tesis, es: "pero ¿tú qué dices?" Varios de los estudiantes a quienes acompaño en su primera investigación formal, tienen serias dificultades para concluir, porque no se autorizan para decir algo: ahí está lo que dicen otros, ahí estan los resultados del trabajo de campo, pero colocar ahí las conclusiones, implica autorizarse a sí mismo como emisor del mensaje. 

Mi problema actual con el comentario-pregunta "pero ¿tú qué dices?", es diferente. En principio, sí era cuestión de autorización: tenía que atreverme a criticar teorías y movimientos con los que soy afín políticamente, sabiendo que los lectores podrían usar mi crítica de manera fragmentada, como arma en contra de lo que estoy a favor. Superado esto; ahora el problema es que, según yo, lo que digo está ahí.

Silvia Parque

Truco de tesis

La redacción que se complica es la redacción de lo que no se termina de comprender. Le digo a mi escucha habitual: "es que no puedo decir que..." y voy diciéndolo. Siempre funciona.

Silvia Parque

sábado, 28 de julio de 2012

Se termina la tesis, al menos tres veces

El concepto de "terminar" tiene un sentido complejo en cuestiones de tesis.

He terminado la tesis múltiples veces, y estoy terminándola otra vez. Hay apuntes, borradores, versiones, y finalmente, se termina el trabajo. Entonces debe entregarse a una persona, comité u organización, que dictaminará si en verdad está terminada. Casi siempre, la respuesta es "no". Hay que eliminar, agregar, cambiar, y de nuevo eliminar, agregar, cambiar, hasta terminar el trabajo, de nuevo. Todo esto es una cuestión práctica para seguir adelante con la vida, puesto que en ocasiones, la tesis real que habita en el documento de escritura pública, terminó en el quinto borrador, o bien, no terminará hasta veinte años más tarde.

Aquí voy. En la parte en que mi persona que da el vo.bo. está de acuerdo en dar luz verde, más porque ya es necesario que por otra cosa. Debo hacer unas tres piruetas con dificultad intermedia, y un salto atrás de dificultad máxima. Y ya. Diré a todo el mundo que "terminé", y el mundo se preguntará cuántas veces se puede terminar. 

Se termina al menos tres veces. La del tesista, la del director o asesor, y la de los sinodales. 

Silvia Parque

viernes, 27 de julio de 2012

Doctora con gracia

En la parte de abajo del blog, donde dice "Me gusta:", hay un enlace al blog "La doctora Jomeini".

El día de hoy me ha hecho reir por dentro, y me dio por leer entradas de la antigüedad. Habla con gracia de su familia, de sus pacientes, de las personas.

AQUÍ otro enlace.

Silvia Parque

Maravillas olímpicas

Han sido inaugurados los juegos olímpicos. No estaba pendiente de la fecha, así que me sorprendió encontrar el evento de inauguración en la televisión. Como aguafiestas profesional en estas cosas masivas, tengo una lista de "contras" respecto al asunto; pero no dejo de maravillarme ante los cuerpos de las y de los atletas, ante su belleza, tan diferente para cada deporte, y ante su funcionamiento: preciso, extremo. 

Ahora mismo veo nadadores moviéndose como peces, como el agua misma.

Silvia Parque

Lo que bien se aprende...

De las definiciones útiles que aprendí en clase de psicología organizacional:

- Eficacia es cubrir el objetivo.
- Eficiencia es cubrir el objetivo, optimizando recursos.

 Silvia Parque

jueves, 26 de julio de 2012

Poder en cualquier sitio

Este es el segundo día consecutivo que escribo las entradas del blog desde un lugar que no es mi casa. Es raro; pero aprender a hacer en ambientes nuevos es una capacidad útil.

Silvia Parque

Vías del camino

Lo importante es el camino .
Fito Páez,  "Eso  que llevas ahí"

Los caminos que hago rutinariamente, como el camino al trabajo, los vivo imaginando algo durante el trayecto: algo que me haga feliz. Puedo visualizar algo que quiero; eso programa mi futuro. Pero no me asumo en camino sino dispuesta a recibir lo que está viniendo

En ese sentido, no puedo tener prisa -de llegar o de obtener-, y voy tratando de que tampoco haya prisa en mis movimientos y en mi necesidad de saber; cuesta tranquilizarlos, porque durante años estuvieron en el "modo apurado", pero van aprendiendo. Quiero aprender también, a guardar más y mejores silencios, eso requiere soltar la prisa por hablar.

Silvia Parque

miércoles, 25 de julio de 2012

Redes, Mail, Publicar...

Ya casi no recuerdo cómo se vivía antes del internet.... insisto: amo el siglo XXI.

Silvia Parque

Conociendo colores y texturas en el plato

Cuando era niña, era tremendamente melindrosa para comer; era un círculo vicioso de mi crianza: como yo no comía más que ligeras variantes de unas cuatro cosas, eso me daban. Hay mucha comida común que probé hasta la edad adulta. Celebro la diversidad que ahora puedo disfrutar.

Silvia Parque

Agradecida por las personas

He sido bendecida con la presencia de gente maravillosa a mi alrededor. Cada persona que se atraviesa en mi camino, me hace el bien. Un último día de clases, en la escuela secundaria, una amiga me escribió que esperaba algún día poder hacerme otro bien -yo le agradecía mucho un hermoso favor que me hizo-: no ha dejado de hacerme el bien durante diecisiete años. Así se porta la gente conmigo.

Por balancear, trato de pensar en alguien que me haya dañado. No encuentro a nadie. Cuando he creído que alguien estaba haciéndome daño, he estado equivocada. Ya nunca lo pienso.

Silvia Parque

martes, 24 de julio de 2012

Que descansen

Explorando el campus universitario, entré al edificio de la biblioteca. En el espacio de la entrada, equivalente al recibidor de una casa -sé que tiene un nombre...-, vi a un joven durmiendo profundamente. No se veía "echando una siesta", el cuerpo parecía pesado como el de quien cae exhausto, la expresión del rostro era de verdadero encuentro con la inconsciencia.

En mi primer semestre en la universidad -como estudiante-, dormía un rato en lo que empezaba la primera clase; con los días, varias compañeras fueron uniéndose al sueño: nos acomodábamos sobre el escritorio, en el piso, extendiendo el cuerpo en dos bancas, etc. Entrábamos a las siete de la mañana, y como corresponde a la vida universitaria, estábamos normalmente desveladas.

Puede parecer casi lo mismo que vi, pero era diferente. Aunque desconozco el caso del bello durmiente de hoy, sé que forma parte de una población de estudiantes en la que muchos trabajan por necesidad, incluso tiempo completo. Nosotras, no.

Silvia Parque

En un parpadeo

Mi tortuga pequeña aprovechó mi ausencia de casa para crecer. Por lo que he oído, así le pasa a las madres con los hijos.

Silvia Parque

Sobre la mesa

El clavel blanco se abre. A veces, cuando las flores son varias, pongo menos atención en cada una. Me gusta esta solita, en su botella transparente.

Silvia Parque

lunes, 23 de julio de 2012

Queda asentado

Evito escribir entradas sobre violencia o agresión porque son los objetos de mi trabajo académico; ni puedo hablar con ligereza al respecto, ni quiero que este sea un espacio para explicaciones complicadas.

Nada más, asiento que falta empatía y compasión en gran parte de las interacciones públicas de las redes sociales.

Silvia Parque

El silencio prudente

El silencio está intrincado de poder. Guardar silencio, respetar el silencio de otro, romper el silencio, tiene su trascendencia. 

De los muchos silencios que hay, me interesa el de la prudencia: la omisión de la exposición exaltada de una misma.

Silvia Parque

Medidas de precaución

Dado que estoy agregando veintisiete horas a mi semana laboral, requiero medidas de precaución... hace tiempo me queda claro que yo nada más estoy-estando en estos ciento cuatro o ciento doce años que me toque vivir: que lo que quiero es pasarla bien. No siempre me quedó claro, y en el pasado se me olvidó alguna vez; por eso me lo recuerdo.

Como todo está provisto, recibo de CNN los consejos de la nueva directora ejecutiva de Yahoo (Marissa Mayer). No había leído el artículo porque el título invita a ser "fabulosa" y eso no me interesa; pero finalmente lo abrí, y las ideas me parecieron estupendas. El primer punto me vino como anillo al dedo en este momento: "Ábrete paso a través de la incertidumbre". El segundo, "Protege lo que sea realmente importante para ti", se acompaña de una buena explicación para el fenómeno de "no puedo más", del que me curo en salud.

AQUÍ el vínculo hacia el artículo.


Silvia Parque

domingo, 22 de julio de 2012

Preparando el olfato

Que llegue la noche del domingo significa que ya se viene la mañana del lunes. En el caso de los domingos de mucha gente, significa que al cabo de un rato empieza el trabajo; para mí, uno nuevecito.

Les dije a mis futuras compañeras que me preguntaba cómo iba a saber qué hay que hacer, y me dijo una de ellas: "lo hueles, hueles como qué se necesita". Espero desarrollar el olfato.

Silvia Parque

Dejar las cargas en el camino

Creo que una familia de verdad no puede evitar dotar a sus generaciones de alguna rémora emocional. Está bien, así es la vida. El amor, que casi siempre se incluye en el paquete, ofrece una especie de "equipo instrumental" para que en un momento posterior, las personas se liberen de lo que sea una carga. Para conseguirlo, hay que salir de la familia de origen; en el camino hay estaciones de limpieza en las que los forasteros nos ayudamos unos a otros a liberar el alma.

Silvia Parque

¿Quién podrá defenderlas?

Cuando terminé de almorzar, descubrí que el espacio de la mesa ocupado por mi plato estaba -está- notoriamente rayado. Según mi recuerdo, la madera no estaba rayada antes de que yo empezara a comer. El sentido común objetaría que más bien, no tengo el recuerdo de la mesa antes del almuerzo, y seguramente alguien más estuvo haciendo algo que dejó tremenda huella. Pero prefiero las teorías mágico-místicas.

Seguí con el día. Fui al mercado, compré cosas que se comen y un clavel. Medí el clavel contra la botellita de agua que hace de florero y procedí a cortar el tallo -en diagonal que es como conviene-. Corté el tallo y el corte llegó a la mesa: otra mesa, también de madera, donde está el microondas... un par de milímetros perdidos entre otras marcas y la mancha entintada del mueble. Me sentí la protagonista de "Nunca hables con extraños".

Silvia Parque

sábado, 21 de julio de 2012

El cuerpo sabe toda la verdad y dice siempre la verdad

El lunes inicio una aventura que me tiene emocionada y contenta. Enfoco la parte de "contenta". 

Sin embargo, un tirón de tensión ha subido desde la espalda hasta la cara...

Así que tengo miedo.

Vale. Se pasará.

Silvia Parque

Las personas

Hace años tuve una discusión que empezó con un regaño mío porque se había maltratado una caja. La persona dijo "yo soy más importante que esa caja". He tratado de que no se me olvide. Siempre, primero: las personas; en segundo término, las relaciones con las personas; todo lo demás es menos importante.

Por ahí empezó -tarde- mi descubrimiento de la importancia de las personas.

Últimamente, una y otra vez, esa importancia se me revela en otra forma: es en lo que pasa con las personas, donde encuentro la mayor alegría.

Silvia Parque

Por ahora, cuido mi crisis

Es muy raro que compre un libro, porque vivo en la casa de un mercader de libros. Pero siempre los veo: me gustan como objetos y disfruto descubrir títulos que no conocía. Me acerqué a uno: "El poder de la esposa que ora"... la parte de atrás, que aclaraba el enfoque, me alejó.

Puedo tomar de los mensajes lo que es para mí, y dejar lo que no es para mí. Por ejemplo, estoy por terminar un curso bíblico con una señora que es testigo de Jehová; casi todo el tiempo, lo que tomo no es lo que ella y el curso ofrecen. Por eso dice algo que este libro me alejara.

En los puntos que sintetizan lo que se encontrará en el libro, aparece explícitamente que el esposo es el jefe de familia: quien toma las decisiones. Justo ahora, atravieso un momento importante en la construcción de mi autonomía; por eso me hizo resonancia, y me alejó.

En nuestra pequeña comunidad de dos, no hace falta "jefe"; no nos subordinamos; ambos tomamos las decisiones
. Claro que siglos de cultura pesan: mucho. Trabajamos en eso. Así caí en la cuenta de que, a pesar de que hay temporadas en las que gano más dinero que el hombre de la casa, nunca me he asumido como la responsable de mi manutención. Para allá voy... 

Silvia Parque

viernes, 20 de julio de 2012

Filosofía de las canciones...

A medio concierto personal con canciones de esas tan repetidas que una tiene que sabérselas aunque no lo crea, lo que me gustaría decir, lo encuentro un poco ya dicho por Pablo Fernández en "Filosofía de las canciones que salen en el radio" (Ediciones Intempestivas, 2011).

Silvia Parque

Me gusta lo que hay en la cocina

Me gusta verter azúcar en recipientes de vidrio. Me gustan los cristalitos y me gusta el vidrio, con su mucho de líquido encapsulado, como congelado.

Me gusta lo que hay en la cocina; en los estantes. Me gustan la sal y la pimienta en sus frascos; debieran estar limpios siempre para verse como el lujo que son.

Silvia Parque

Tarde de Joaquín Sabina

Como los juguetes que despiertan de noche en la canción de Cri-Cri, hay tardes en las que, ausente el compañero de habitación, armo un concierto con la lista de canciones proscritas. Hoy: Sabina.

Soy espectáculo y audiencia.

Silvia Parque

jueves, 19 de julio de 2012

Lo que dice mi mamá

Mi mamá decía cosas mientras yo crecía; lo que más recuerdo es: "nadie dijo que la vida fuera justa" y "si las cosas fueran fáciles, cualquiera las haría". Tocaba aprovechar lo que se pudiera las cantaletas y deshacerme de ellas. A los catorce años, una ya sabe todo lo que puede decir una mamá -una sabe tantas cosas-. Tengo la suerte de poder escucharla ahora. Me nutre con sosiego, me guía ya sin dar rumbo; siempre cuento con sus palabras justas. Y me sorprende.

Silvia Parque

Soy también abril

En el mundo con cuerpos materiales, llevo dos nombres, el segundo es "Abril". Dejé de usarlo cuando entré a la universidad, porque me significaba una forma de ser que quería dejar. Hace no mucho me concilié con el nombre -de cualquier modo, estoy más cómoda con "Silvia"-.

En la adolescencia -enamorada de mí, entre otros enamoramientos- juntaba las frases o versos que dijeran "abril". Como una encantadora muestra del poder de las palabras, los siguientes me dicen- me decían, lo que iba a ser:

            Es abril porque abril está pasando, 
            mas no lo es, porque en su verde aurora
            no se levanta el sol de mi esperanza.
                                            Juan Ramón Jiménez

Y lo que terminaría siendo:

           Y cuando regresó abril, y la primavera boreal llegó a celebrar sus bodas
           con la tierra, crecieron en mi jardín flores hermosísimas, como 
           ninguna otra. 
                                            Gibrán Jalil Gibrán

Silvia Parque

"y sin embargo quiero que seas feliz"

Ya se había ido "Échame a mí la culpa". Caminaba, casi llegando a mi casa. Y súbitamente, entendí.

Sabía que no quería dedicársela a uno u otro de los que podrían entenderse como apropiados destinatarios para una dedicación... no la había escuchado en ningún sitio como para guardarla en modo de eco... si de verdad no era para nadie, ¿por qué la tenía en mente? Yo creo que todo lo que una atiende, es un mensaje. Pero se fue de mi cabeza. Fui y vine. Hice. Etcétera.

Así que se había ido. Entonces, ayer supe: era para mí.

Silvia Parque

miércoles, 18 de julio de 2012

Cuándos y cómos con las personas

Me quedan claras dos cosas:
1) hay que cuidar las relaciones con las personas, 
2) hay que dejar ir a las personas.

Esto implica saber sobre las personas y sobre las relaciones, otras cosas que ya no me quedan claras. La "cosa" está en los cuándos y los cómos.

Silvia Parque

Temporada de té

Da inicio la temporada de té. Contemplo la posibilidad de un poco de exceso... Por lo pronto, hay mesura: este vaso que empieza a ser té helado, fue caliente: ha durado unas ocho horas.

Silvia Parque

Tengo un paraguas rosa

Hoy compré un paraguas por primera vez. Tuve uno antes, que robé en el desierto. No está bien haberlo hecho, pero sentí que era un justo intercambio porque los presuntos dueños del paraguas usaron y destruyeron cosas mías... una larga historia.

Cuando era muy niña, robé una muestra de jugo sazonador del supermercado; mi mamá me hizo sentir tan culpable, que la devolví la siguiente vez que fuimos. Los recuerdos de mis robos se encadenaron con el reciente recuerdo del chocolate de mi tía que robaba a rebanaditas.

En mi pueblo no se ven paraguas; cuando llueve, puede llover mucho, pero como pasa mucho tiempo sin que llueva, no es parte del "equipo" común de las personas. Hoy me sentí guapa, con mi paraguas rosa haciendo juego con el armazón rosa de mis lentes.

Silvia Parque

martes, 17 de julio de 2012

Café en María y su bici

Anoche cené en María y su bici, un restaurante de comida oaxaqueña al que me hacía ilusión volver. Pedimos una tlayuda para compartir entre dos; mi acompañante pidió un jugo de naranja, y yo un café de olla. Extrañamente, el café me supo picante. Pregunté al mesero si me había servido un café "común y corriente", y dijo que sí; preguntó qué pasaba, le expliqué, y retiró mi jarrito. No hice un reclamo; hice una pregunta. Él se portó con la amabilidad que correspondía.

Casualmente, estábamos en una mesita para dos, junto a la cocina, así que pude ver y escuchar tratar el asunto de mi café, a quien según entendí, es la dueña del lugar: la señora María. Parecía molesta al asegurar que el café no picaba, y al preguntar: "¿qué quiere, que se lo cambien?" Tal vez son sus gestos y tono de voz normales; mi acompañante los interpretó peor que yo, porque su reacción fue un "nos vamos en este momento", que cedió ante mi silencio. El mesero me llevó otro café, tan bueno como el que recordaba habar tomado alguna otra vez en el lugar.

Silvia Parque

Amor por una misma

Creo que es necesario cultivar el amor por una misma. Quienes tenemos una opinión más bien buena de nosotras mismas, y podemos enlistar sin dificultad una serie de cualidades positivas, podemos creer que esta autoestima básica es suficiente. Pero hay más: el amor incondicional que muchos dicen que no es posible para con otro.

Aceptar la persona que una es, comprender con cierta indulgencia las limitaciones, cuidar la salud física y mental, y sobre todo, hacerse cargo de una misma, no es "natural", ni inicia siendo sencillo. No para las personas que conozco; no para mí. Pero se puede. El camino es bueno, de por sí (y tal vez el camino sea lo que importa).

Silvia Parque

Millones de gotitas

En Querétaro conocí la variedad en la lluvia. La de gotas gruesas, la que apenas moja, la que viene con truenos que parece que entran en el cráneo...

Hoy acabo de conocer los aguaceros* de gotitititas.

* Según el diccionario de la RAE: lluvia repentina, abundante, impetuosa y de poca duración.

Silvia Parque

lunes, 16 de julio de 2012

Pasa en el mundo social, pasa en el mundo tortuga

El poder se mueve, pasa de una entidad o persona a otra, me explicaban...

Cuando la tortuga más pequeña creció y se convirtió en la de mayor tamaño, durante un breve periodo se convirtió en el habitante dominante del acuario. Luego, la tortuga-ahora-más-pequeña comió el alimento procesado que se había negado a probar; no creció, pero volvió a ser la dominante; tiene la mitad del tamaño de la tortuga-crecida, pero es la que manda: ni siquiera tiene que pelear. Ella pasa, y la otra se quita. 

Silvia Parque

Apollo 18

Impresionada con "Apollo 18". En Wikipedia me entero de que su tipo es un "falso documental". Entré en la narración y me sobresalté como no recuerdo con otra película. No me pasó con "El proyecto de la bruja de Blair". Creo que solamente con un libro de Richard Bachman (Stephen King), "El fugitivo". No sé con cuál más, porque leí el libro hace mucho tiempo, pero ningún otro libro me ha hecho cerrarlo de golpe... [Sí que debo estar alterada, porque dejaré que aparezca la palabra "libro" tres veces, una muy cerca de la otra.]

Silvia Parque

Como el vino, pero sin sofisticación

Acabo de darme cuenta de que me gustan los chocolates viejos. Se hacen "polvosos", se resecan; la sensación debe anclarse con mi recuerdo de robar lajitas de un tesoro de chocolate que una tía mía guardaba en el librero de su escritorio, como recuerdo-adorno.

También me gustan los hot dogs rancios que venden en los oxxos de mi pueblo. No pasa con los hot dogs de los oxxos de por acá. Hago memoria a ver qué otra cosa prefiero "pasada"...

Silvia Parque

domingo, 15 de julio de 2012

Una de esas listas

Luego de los propósitos de medio año, he decidido hacer una de esas listas de "cosas por hacer antes de morir". Aprovechando que la idea no es para nada original, me paseo por la red explorando lo que dicen las personas y las empresas publicitarias. Nada me atrae. Cada quien su lista.

Y mejor "antes de cumplir X años"; no vaya a ser que terminando el último punto por cumplir, muera por mala interpretación de título.

Silvia Parque

Entre los reptiles y los humanos...

Hemos sido una especie molesta, que se da mucha importancia a sí misma. Nos damos impunidad por tener la gracia de poner nombres, y obturados por tanta inteligencia egocéntrica, incapaces de apreciar la inteligencia en el resto de los seres, lastimamos y destruimos.

Silvia Parque

Derrochar el tiempo

Derrochar el tiempo en la ociosidad, no es una pérdida irresponsable de tiempo de esas que hacen que en la noche una no entienda de qué se trató el día. El derroche es un uso con conciencia; implica sentir física y anímicamente, que transcurre un segundo y el otro, y que se ocupa el rato entero de una tarde, en casi nada.

Silvia Parque 

sábado, 14 de julio de 2012

La casa ideal

Hace años oí en un programa de televisión ("La casa ideal"): "Debe ser increíble levantarse en la mañana, bajar las escaleras y saber que uno está precisamente donde quería estar". Pensé que eso quería. Con o sin escaleras. Ahora sé que lo especial de un lugar depende de la persona que una es y las personas que están cerca.

Silvia Parque


Llueve y lavo

Ayer decidí que no lavaría ropa, porque iba a llover. En realidad, decidí que no lavaría ropa, porque no quise hacerlo; ¿qué podría tener que ver, el hecho de que, como todos los días de la temporada, seguramente llovería?

Efectivamente, llovió, y no tengo secadora de ropa, ni un patio techado. Pero ¿eso hace que los habitantes de esta comunidad dejemos de vestirnos, y por lo tanto, de ensuciar ropa? Hoy lavé. Llueve. Y seguirá pasando.


Silvia Parque

En la profesión de fe

Mi familia de origen es católica, y por lo tanto, me son familiares las formas católicas; en una capilla puedo aquietarme, más que en otros lugares. Me encuentro bien, en general, con las formas de espiritualidad cristiana; no supongo que sean mejores que otras. He leído algo -poco- sobre varias religiones, y en el fondo, creo que habría querido ser judía. Entiendo que "dios" es una creación humana y sé que lo creado, existe. No sigo a un dios antropomófico al pendiente de cómo se le adore. Pido y agradezco, como aprendí a los trece años en un librito de  metafísica.

Silvia Parque

viernes, 13 de julio de 2012

No podía pasar hace diez años

Por casualidad, encontré que la cuenta de facebook de una persona que fue cercana, y falleció hace poco, permanece activa. Su familia le escribe cosas el día de su cumpleaños y en otras fechas especiales; de alguna manera "lo tienen ahí". A mí me dolió porque me hace evidente la ausencia. Casi de un modo tétrico.

Estas cosas que no podían pasar hace diez años...

Silvia Parque

Flexibilidad mental

Saco a pasear a las tortugas de una por una, para poderlas cuidar. Me descuidé un momento, tal vez cuatro segundos, y la tortuga que paseaba, desapareció de mi vista. Cerré las puertas al patio. Tardé diez minutos en pensar como tortuga, y encontrarla.

Hace falta que nos entrenemos más en "flexibilidad mental". Funciona también para tratar con las personas.

Silvia Parque

Más sabe Sancho por vivo...

Sancho sabe que falta poco para que amanezca. Se lo muestra "la ciencia" que aprendió "cuando era pastor". Pregunta Don Quijote que cómo lo sabe, y Sancho responde que "tiene el miedo muchos ojos, y ve las cosas debajo de tierra, cuanto más encima en el cielo".

[En el capítulo XX: De la jamás vista ni oída aventura que con más poco peligro fué acabada de famoso caballero en el mundo, como la que acabó el valeroso Don Quijote De la Mancha.]

Cada vez me parece más, que Sancho es el importante del libro. Pobre escudero.

Silvia Parque

jueves, 12 de julio de 2012

Diez minutos bien gastados

ESTE es un muy breve documental de Palomitas Films, sobre los dulces típicos mexicanos. Tiene imágenes coloridas que es agradable ver, y quienes no sabemos del tema, descubrimos, por ejemplo, que algunos dulces se preparan con cal.

Silvia Parque

Entre realidades difíciles y controversias político-electorales

Detrás de los héroes y de los titanes...

En México se figuran redentores, porque hay mucho dolor mezclado con frustración. (Y por otras razones, pero ahora pienso en esta.) Hay una cultura para seguir al líder: las ideas se funden pronto en la simplificación ideológica, y las causas se viven con "la intensidad del futbol". Las expresiones de inconformidad hacia eventos y situaciones, suelen circunscribirse al plano de lo emocional. Haría falta un poco de distancia con las causas, un poco de temperancia en la acción [pienso en el gesto de López Obrador, votando por José María Pérez Gay].

Silvia Parque 

Una película que no es maravillosa

Hoy vi "Un mundo maravilloso", de Luis Estrada, del año 2006. Me parece representativa de un mal que aqueja a la sociedad mexicana.

Gabriel Zaid escribió, en "Pudores homicidas" (que aparece en Cómo leer en bicicleta): "Somos capaces de ahogar en sangre una discusión, para volver a ser corteses y restablecer la normalidad: la omisión de la verdad ante quienes pudieran sentirse mal. ¿Cómo vamos a herirnos ni con la más remota crítica? ¡Matar, antes que ofender!"

A la peli le sobra un cuarto de hora. Para tener casi dos horas de película, hay que tener una película MUY bien hecha. Tiene un montón de nombres importantes en el reparto y no es una producción "artesanal". La idea es buena: habría podido ser muy divertida. Así que imagino a los amigos viendo los avances, ¿nadie mencionó que tal detalle era chocante y que tal otro también?

Hay momentos en los que la crítica daña, por ejemplo, cuando apenas va gestándose una idea; hay otros en los que no tiene sentido; por ejemplo, justo en la noche del estreno de una película, en la casa del director. Pero habría que darle valor: es útil. Creo que en gran parte de este país, si se le tiene buena voluntad a alguien o a algo (al proyecto de una película, por ejemplo), no se le critica.

Silvia Parque


miércoles, 11 de julio de 2012

PAR TRES

Les invito a explorar PAR TRES, una biblioteca digital con la obra de escritores nacidos o residentes en Querétaro.


Silvia Parque

Los límites del acuario

Las tortugas no parecían reconocer las paredes de vidrio del acuario como "pared", y me preocupaba que se estresaran nadando sin avanzar, con la cabecita pegada al límite de su espacio. No me gustaba la idea de pintar las paredes del acuario, pero hoy estuve dispuesta. Entonces el otro habitante del mundo-tortuga, pensó que tal vez ellas sentían que nadaban mucho.

Así es con ellas. Es difícil interpretar.

De pronto, nos dimos cuenta de que ya no les pasa con la frecuencia de antes. Tal vez están aprendiendo.

Silvia Parque 

A cuidar mi ermita

Leí AQUÍ la "Regla para eremitas" de Fray Alberto E. Justo. No sabía que "eremita" es ermitaño, y que al "ermitaño" también se le define como alguien que cuida una ermita. Atesoro especialmente los siguientes puntos, que llegan como alimento preciso para mi hambre específica.
5. No por mucho empeñarse logrará mejores resultados. Combata la ansiedad que lo oprime y permanezca quieto, atento al silencio interior. El Señor no quiere esos sus trabajos y sus cosas sino a toda su persona. No pierda el tiempo.
9. No se apresure. Deténgase y sosiéguese. No haga una cosa después de otra con precipitación. Anímese a dejar que se vaya su medio de locomoción. No corra detrás de nada. Vuélvase a cerrar delicadamente las puertas cuando pasa a través de ellas y, como aprenden los Cartujos en su Noviciado, no las cierre de un golpe sino articulando su mecanismo. Entre paso y paso descubrirá el silencio.
10. Interrumpa, con frecuencia, sus movimientos. Respire hondo e invoque al Señor antes y después de cada paso. Sosiéguese. No se apresure ni en hablar ni en responder.
11. No se apresure por hacer esto o aquello. Con antelación a cualquier trabajo o empeño diga una jaculatoria Desconfíe de sus propias urgencias. 
13. Trabaje en silencio, sin decir lo que hace. No busque reconocimiento ni aplauso. Acepte lo que la misma Providencia le depara en todo lo que se refiere a sus acciones.
Silvia Parque

martes, 10 de julio de 2012

Para nadie en particular

Cumplo un mes con "Échame a mi la culpa" en la cabeza.

"Llena estoy de razones pa' despreciarte, y sin embargo quiero que seas feliz".

Creo que es una versión libre de la versión que hace Rocío Durcal.

Silvia Parque

No iré a las olimpiadas, pero...

Jugando a "compararme" con los medallistas olímpicos (aquí el enlace), resulta que tengo el peso y la estatura de Misato Nakamura, judoka japonesa, nueve años menor que yo.

Siento que este cuerpo tiene futuro...

Silvia Parque

Sabores perdidos

Hoy, frente a un té verde demasiado cargado para mi gusto, entendí que el té verde probablemente nunca será el té que estoy buscando: uno que se hacía una compañera de la Maestría, y que se convertiría en lo que entiendo como "té verde".

En tono más radical, no puedo comer barbacoa sino cuando regreso a mi pueblo, porque para empezar, aquí la barbacoa es como se supone que tiene que ser: de borrego, y a mí la barbacoa nada más me sabe a barbacoa si es de res y sabe como allá en el "rancho grande".

Ana María Matute decía algo interesante sobre esto; no recuerdo si contaba que alguien más lo había dicho...

Silvia Parque

lunes, 9 de julio de 2012

Actuación textual

Siempre me ha gustado la actuación. En la escuela tuve dos oportunidades para mostrar mi talento como actriz, y en ambas ocasiones tuve un absoluto fracaso. Un día me quitaré "la espinita" en algún taller de teatro muy tolerante. Mientras, me desenvuelvo en la "actuación textual". Escribir por encargo es como actuar. 

Silvia Parque

Duros y de humor rancio

Entre los muchos supuestos sobre la figura del disidente, está el de que es una persona "amargada", que no disfruta y considera mal que los demás sí disfruten. Es una variante de descalificación que sitúa como enfermo -del alma- a quien se inconforma.

Silvia Parque

¿A qué estamos jugando?

En mi familia extensa, cuando alguien se toma en serio las "irregularidades" al jugar caras y gestos, la mujer de mayor edad presente, recuerda: "es un juego, es un juego". La idea es, que lo importante no es quién gane o quién pierda, y tampoco si alguien se pasa de listo; lo importante es disfrutarnos. No faltan advertencias para la pariente que se ha ganado la fama de tramposa; pero hay un relajado margen de tolerancia para las infracciones de los niños, y también para las de la abuela. 

Efectivamente, es un juego, y es la familia. No sería tan apropiado el mismo proceder en una mesa de dominó con los amigos, y traería muchos problemas en eventos que son más que un juego, como un torneo de ajedrez o de futbol. Y sin embargo, muchos quisieran aplicar esta lógica del "haiga sido como haiga sido", a la elección presidencial. 


Silvia Parque

domingo, 8 de julio de 2012

1054 palabras

En esta temporada de excitantes aventuras, me encuentro a la mitad de un reto... en realidad, al inicio. Por primera vez, trabajo escribiendo.

Ya hace tiempo que corrijo los textos de otros a cambio de dinero. Hace menos tiempo que volví a escribir "lo mío". Hace muchos años, recibí un premio en efectivo por algo que escribí. Pero esto de vender un texto, como producto -de hecho, producto publicitario- es una novedad para mí. Han de ser 1054 palabras, según está presupuestado; puedo pasarme un poco o puede faltarme alguna. Luego de casi tres horas frente a la máquina -no enteramente frente al documento-, llevo sesenta y tres vocablos pensados -> escritos -> tecleados. Confío en que algo ocurrirá dentro de un par de líneas, que desembocará en cientos y cientos de fluyentes letras formando palabras y párrafos.

Silvia Parque

sábado, 7 de julio de 2012

Mega marcha mexicana

Hoy, miles de personas marcharon en México para manifestarse en contra de la forma en que tuvieron lugar las elecciones del pasado primero de julio. No faltaron manifestaciones de apoyo en diversos países. Hay mucho que analizar al respecto. No sé en qué van a traducirse estas movilizaciones; pero sé que algo pasa cuando la gente se reúne y escucha su propia voz.

Silvia Parque

Soy de calcetines

Soy una mujer de calcetines. Tengo tres pares nuevos, simpáticos y comodísimos. Tienen el ajuste perfecto, hacen sentir a mis pies que están protegidos, y que son queridos.

A veces he querido que no me moleste llevar los pies desnudos, o al menos que no me molestara usar medias. Pero soy de calcetines. El verano pasado, que anduve en sandalias mucho tiempo, conseguí talones rugosos y dedos oscurecidos.

Me surtiré de calcetines bonitos. Estos simulan ser tennis.

Silvia Parque


La Biblia me guiña un ojo

Empezaba a leer algo de la Segunda carta a los Corintios, en un Nuevo testamento editado por Los gedeones internacionales, que según dice la hoja inicial del libro, son una asociación cristiana.

Iba yo poniéndome en circunstancia: "Porque sabemos que si la casa terrestre de nuestra habitación se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna en [...]" Y así por los versículos hasta el número 7 (capítulo 5), que inicia en esta edición, en un renglón separado, así:

7 (Porque por fe andamos, no por vista ;)

Y sigue el ocho en el renglón siguiente. Pero yo me quedo en el guiño :D :D

Silvia Parque

viernes, 6 de julio de 2012

De Taty

A veces, mi computadora no me deja hacer comentarios en los blogs que visito, así que no pude publicar mi gusto por A Imagen y Semejanza, un relato que tiene un inicio para no dejarlo. Así que lo comparto.

Silvia Parque

Vámonos por partes

Para conocer, hay que asumir cierto desconocimiento, y problematizar lo conocido. Problematizar requiere no ver lo conocido como un gran bloque homogéneo de verdad; solamente no viéndolo así, puede tener lugar algo tan simple como estar de acuerdo con una idea, pero no con una idea que se desprendió de ésta.

Silvia Parque

"Ama y haz lo que quieras"

Es una idea compartida entre algunos de quienes le buscamos a lo psicosocial, que asumir la paternidad o la maternidad, es condenarse a la reprobación; por necesidad, todos "lo hacen mal". Que algo salga mal en la crianza, es el toque de humanidad que hará que el niño sea semejante de los otros.

[En correspondencia con la Campaña por la abolición de la obligación de la felicidad, prefiero esta forma de verlo, que aquella desde la cual cometer errores no es "hacerlo mal", o bien, cometer errores de tal tipo o en tal número no es "hacerlo mal", o bien, si se cumple el propósito, se está haciendo bien. Creo que habría que perderle el miedo a "hacerlo mal".]

Hace un par de décadas, inició en algunos medios psicologizados, un propósito por "hacerlo bien" en la crianza, que generó algo así como una sobre-conciencia de la posibilidad de error. Lo que se requiere no es que los papás y las mamás "lo hagan bien", lo que se requiere es que hagan lo que puedan, con amor.

Especialmente en esta cuestión, aplica la cita de San Agustín. Los padres y madres a los que hay que hacerles reproches, son sobre todo los que no hacen.

Silvia Parque

jueves, 5 de julio de 2012

Sabores muertos

Estoy convencida de que el Carlos V snack es heredero directo del Crunch, que desapareció hace como veinte años. Nestle hizo algo con la gama de chocolates Carlos V, que aleja más al snack de aquel viejo Crunch Ricolino de mis recuerdos. Un montón de sabores se perdieron en mi pasado; cuando algo los evoca, se siente su muerte.

Silvia Parque

¿Sorpresa?

Oigo a numerosos egresados de las carreras del área de ciencias sociales, sorprendidos y quejándose de las posibilidades de desarrollo económico-laboral, en el ejercicio de sus profesiones. Que se quejen me parece entendible; pero lo de la sorpresa, creo que indica displicencia. Antes de salir de la escuela, debían tener conocimiento de la situación de su profesión en el medio social, debían saber a qué estaban dedicándose los egresados, si no, ¿cómo trazaron un "plan de carrera"?

Silvia Parque 

Coco Chanel

Veo la biografía de Coco Chanel. Sin duda, no estaba "a la moda". Me inspira.

Silvia Parque

miércoles, 4 de julio de 2012

Dame un momento

Tengo una tarea para esta noche. Me gusta. Empiezo a pensar en el asunto desde media tarde. Reviso cómo anda el mundo. Reviso también el mundo-tortuga. Pienso, pero sin pretender que eso se traduzca en algo concreto. Me hace falta ese espacio inicial en el que se pre-figura lo que va a convertirse en "algo", en un producto-servicio. Pasa en otros ámbitos, y a otros niveles: para hacer investigación, para escribir un relato, para generar una idea, es imprescindible perder el tiempo. 

Silvia Parque

Si no, ¿cómo?

Hoy me dijo alguien, si quieres que te paguen $X, cobra $X. Creo que nunca lo había entendido con claridad.


Silvia Parque

Peras con manzanas

Me he encontrado últimamente teniendo intercambios con personas más jóvenes que yo, que son tan inteligentes como cualquiera, pero que con dificultad distinguen un conjunto de otro, con dificultad distinguen cuál es el criterio definitorio de un conjunto, y entonces: con dificultad pueden realizar operaciones entre los conjuntos. La primera impresión es que no ponen atención; pero aunque efectivamente les falte atención, creo que el problema es formativo. Hace falta, desde la educación formal, aplicarnos en eso.

Silvia Parque

martes, 3 de julio de 2012

Lo que más me gusta

La pregunta: "¿qué es lo que más me gusta hacer?" guía mis decisiones. No tengo la menor intención de dedicar años a construirme la posibilidad de hacer en un futuro, lo que más me gusta. Tampoco pienso dedicarme a algo que implica dejar lo que más me gusta para los fines de semana o las vacaciones. 

Silvia Parque

Después de un café delicioso por la mañana, la ordinaria tirita de café para la noche, consigue ser una maravilla

Había un comercial de una marca de leche condensada que decía "usted hace maravillas con..." Así le hace Dios con mi vida. 

El mundo, la vida, en general, están-estando, como es, con todo lo que está mal, a veces con lo malo desparramándose. Podríamos decir que eso "está bien". O no. Pero mi vida específica está llena de pequeñas maravillas. 

Silvia Parque 

Hacer silencio para que hable el importante

Hay decisiones ante las cuales conviene considerar opciones antes de "dar el paso": reunir mayor información o información de otro tipo, implementar alguna técnica del tipo de escribir en una columna todos los "pros" y en otra todos los "contras". Pero hay algunas dudas resistentes, que son la expresión de un deseo de no correr riesgos. En ese caso, creo que lo mejor que puede hacerse es escuchar al corazón

Silvia Parque

lunes, 2 de julio de 2012

Agua para beber

Vi una película cristiana en la que Jesús se aparece en un restaurante del camino, en el que nada más se ofrece agua para beber: un agua deliciosa.

A mí nada más el agua me quita la sed. Amo el café. A veces el té negro se convierte en una verdadera necesidad para trabajar. El té de hierbas hace maravillas por mi sistema nervioso. Pero nada se compara con el agua -sin mencionar la obviedad de que las otras bebidas se preparan con ella-.

Está el agua fresca sabor a tierra de las garrafas de barro -que si no están bien curadas pueden ser cancerígenas-. Está la buena agua Ciel de todos los días, y el agua Evian que una vez probé y me dejó con ganas de volverla a tener. También está el agua hervida, que sabe un poco a culpa.

Silvia Parque

Blogger de Explorer a Chrome

Blogger me dijo que mi navegador ya no era suficientemente bueno para él: que usara Chrome. Así que estoy estrenando Chrome por segunda vez; la primera, no nos entendimos bien. Me gusta más cómo "se ve" todo así, pero no sé cómo hacer que el espacio entre párrafo y párrafo, en las entradas del blog, sea el que yo quiero.... Cuestión de moverle.

Un día, estaré ingresando códigos HTML, como si tal cosa...

Silvia Parque

Fabiana después del niño, en "Palabras"

Han publicado un breve relato que escribí, en el segundo número de la revista literaria "Palabras"; se llama: Fabiana después del niño. Sigo al blog de la revista, y hoy que anunciaron que ya estaba listo el "número dos", fui, la abrí en PDF, y me encontré la grata sorpresa de mi nombre en el índice. AQUÍ el vínculo.
                                          
                                            Silvia Parque

domingo, 1 de julio de 2012

El mundo ha cambiado mucho

A los más jóvenes debe parecerles una letanía el discurso que inicia con frases como "el mundo ha cambiado mucho". Pero es que, realmente ha cambiado mucho.

Ahora mismo, abro la aplicación IFE-Google para consultar el programa de resultados preliminares de las elecciones.

Silvia Parque

Aquí consumiendo 400 kcal

Ayer recibí un muffin de chocolate; agradecí, pero señalé que ya no quería más de esos.

- Me hubieras dicho -dijo el obsequiador- pensé que solo te estabas restringiendo porque engordan.

PRECISAMENTE.

Silvia Parque

Autonombrarnos

Ayer leí un cuento que disfruté mucho: "Pulgas en la cama", de Elizabeth Martínez (publicado en el número 20 de la revista Separata). En uno de sus últimos párrafos, dice:
Hoy dejo de ser anónima. Abandono tu seudónimo seleccionado de ese libro guardado en el cajón de tu buró. Tu seudónimo que me define como persona procedente de los cielos; cuyo origen me hace persona de buen humor y muy alegre. Tu seudónimo alusivo a mi persona comprensiva con todos a su alrededor, familia incluida [...] Escojo mi nombre sin saber si puedo no ser tuya. Puedo (dando) intentar (la) ser (espalda) alguien (ya) que (no) sea (importa) nadie; no tengo que ser tu persona [...]
Es significativo para mí, que tuve necesidad de cambiarme el nombre varias veces. También por otras cosas.

Tengo dos nombres de pila. Además, en mi familia de origen usan un apodo para nombrarme. En la escuela usaron mi segundo nombre. Cuando entré a la universidad, empecé a usar mi primer nombre. Años después, quise con fuerza cambiarme el apellido; así es que soy Silvia Parque.

Silvia Parque