miércoles, 16 de agosto de 2017

En interiores

Es común que en las inducciones a la relajación te pidan que te visualices en un lugar tranquilo; los que saben te piden que elijas el lugar donde te sientas mejor; los que no, te indican que te sitúes en tal o cual sitio, usualmente, playa o bosque. Y no son buenos para mí.

Para mí, la mejor relajación se obtiene acostada, y acostarme en la playa implica arena metiéndose donde no la llamo y grazanidos interrumpiendo el silencio; con el bosque pienso en bichitos y me siento vulnerable, como por efecto de la imagen de Blanca Nieves huyendo, supongo. Mi idea de estar a gusto es urbana. Yo siempre recuerdo una comodísima cama de hotel con sábanas blancas impecables.

Silvia Parque

martes, 15 de agosto de 2017

Perros sueltos

Escribí sobre esto en: Los perros en la calle: con correa.

¡Qué molestia tener que rodear para no pasar por donde hay perros sueltos!

Está bien que mis miedos son asunto mío. Pero estoy hablando de perros de raza grande, que de pronto se mueven con energía. Evidentemente son "de casa": están muy bien comidos y cuidados, casi ninguno parece "mestizo". Hablo en plural porque en el terreno-parque donde me los encuentro, se llegan a juntar dos por un lado, dos por el otro y uno por más allá. Tal vez sus dueños sepan que son una dulzura y un ejemplo de educación, pero ¿yo cómo voy a saber? Los he visto ladrarse entre sí y no me parece que estén siendo amistosos; tal vez así se llevan, pero insisto: ¿yo cómo voy a saber?

Silvia Parque

lunes, 14 de agosto de 2017

El vínculo papá - mamá

El papá de B y yo nos mantenemos comunicados. Aunque por estar materialmente junto a la niña, yo decido por mi cuenta lo del día a día, me muevo en el camino que trazamos juntos. Creo que es evidente que esto es bueno para B. Lo que hoy quiero comentar es que es realmente necesario para mí. Si por alguna razón no pudiéramos tener esta cercanía, tendría que arreglármelas, como tantas mujeres lo hacen; pero me resultaría muy, muy, muy difícil. Aprecio sobremanera el vínculo papá-mamá porque me da seguridad y me brinda un "espacio" para vivir el amor, el miedo y el gozo de hacer de madre de B, con quien está en el mismo camino.

Silvia Parque